Proyecto de resolución remitido a la reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General sobre la respuesta a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes en su septuagésimo período de sesiones

Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno y altos representantes, reunidos en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York el 19 de septiembre de 2016 para examinar la cuestión de los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes, hemos aprobado la siguiente declaración política:

Texto completo en PDF. DECLARACION DE NUEVA YORK SOBRE LOS DESPLAZADOS Y MIGRANTES

DECLARACIÓN II ENCUENTRO PASTORAL TRANSFRONTERIZO TRÁFICO Y TRATA DE PERSONAS

Encuentro Trata y Trafico

Los religiosos y religiosas, hermanas y hermanos laicos, abajo firmantes, participantes del II Encuentro Pastoral sobre Tráfico y Trata de Personas, reunidos del 21 al 23 de septiembre, en la Casa de Retiros Verbo Encarnado, Santiago Sacatepéquez, Guatemala, en el marco del “Día Internacional Contra la Explotación Sexual y Trata de Personas” que se conmemora el día 23 de septiembre de cada año, hemos reflexionado desde nuestra experiencia y vivencia cotidiana, del testimonio de las víctimas y/o sus familias, escuchando el clamor silencioso, pero lacerante, de que el flagelo del Tráfico y Trata de Personas sea erradicada de la faz de la tierra, casa común que Dios en su infinito amor, nos entregó para la realización integral y plena del ser humano; por lo que:

Partiendo de la iluminación presentada en el Foro “Tráfico y Trata de Personas: contexto, retos y desafíos”, por los representantes de distintas instituciones públicas y organizaciones expertas, observamos que desde distintos enfoques y competencias (Derechos Humanos, Persecución Penal, Niñez y Adolescencia, Protección Internacional, Grupos LGBTI, Pueblos Originarios, grupos Eclesiales y Política de Gobierno), la situación actual del Tráfico y Trata de Personas sigue siendo preocupante y tiene retos y desafíos para las instituciones garantes de la persecución a las redes de Trata, la atención, asistencia y protección a víctimas.

VEMOS Y ANALIZAMOS: Sigue leyendo

La Crisis de la Migración en el Mundo. Desafíos Pastorales

Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes
Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM

 

Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de Personas

(Tegucigalpa, 14 de Septiembre de 2016)

Gabriele Bentoglio

Misionero de San Carlos – Scalabriniano

Sub-Secretario del Pontificio Consejo
para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes

p1220204

Excelencias, estimados amigos y amigas,

Me siento feliz por estar con ustedes para esta intervención en la apertura del Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de Personas y les traigo los saludos del Em.mo Card. Antonio Maria Vegliò, Presidente del Pontificio Consejo de la pastoral para los migrantes e itinerantes. Su invitación, dirigida a nuestro Dicasterio, es motivada por la común solicitud por la cuestión de las migraciones, que se volvió la realidad estructural de nuestro tiempo, “es un fenómeno que impresiona por sus grandes dimensiones, por los problemas sociales, económicos, políticos, culturales y religiosos que suscita, y por los dramáticos desafíos que plantea a las comunidades nacionales y a la comunidad internacional”, como escribía Papa Benedicto XVI en la Encíclica “Caritas in Veritate”, en el n. 62.

Recientemente, con la Declaración en conjunto, firmada en Lesbos el pasado 16 de abril de este año, el Papa Francisco, el Patriarca Bartolomeo e Ieronymos dijeron que:“la opinión mundial no puede ignorar la colosal crisis humanitaria originada por la propagación de la violencia y del conflicto armado, por la persecución y el desplazamiento de minorías religiosas y étnicas, como también por despojar a familias de sus hogares, violando su dignidad humana, sus libertades y derechos humanos fundamentales. La tragedia de la emigración y del desplazamiento forzado afecta a millones de personas, y es fundamentalmente una crisis humanitaria, que requiere una respuesta de solidaridad, compasión, generosidad y un inmediato compromiso efectivo de recursos”.[1] Sigue leyendo

El Papa Francisco en las Migraciones. De la catástrofe humanitaria a la construcción de la esperanza

 

Hna Leticia.

Buenos días, agradezco al Departamento de Justicia y Solidaridad en especial a Monseñor Gustavo Rodríguez, la invitación que me ha hecho para compartir con ustedes  algunas reflexiones sobre el Papa Francisco en el mundo de las migraciones.

Más que hacer un recuento de las palabras del Papa en torno a las personas migrantes, refugiadas y víctimas de trata; quiero centrar mi reflexión en la pedagogía del Papa como Pastor, Profeta y hombre de esperanza en el mundo de las migraciones. Tal vez viendo su escuela que propongo, pueda surgir una luz del cómo dar una respuesta pastoral desde la red CLAMOR que se quiere impulsar en este Seminario. Sigue leyendo

Palabras de Apertura del Seminario Latinoamericano y Caribeño sobre Migración y Tráfico de Personas

p1220200Estimados Hermanos y hermanas sean todos bienvenidos al Seminario Latinoamericano y Caribeño sobre “Migración, Refugio y Trata de Personas” que hemos organizado el Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano, siempre en alianza con CARITAS América Latina y el apoyo solidario de CAFOD y CRS

Nos hemos dado cita en este hermoso paraíso de la tierra hondureña, acogidos por la generosidad de Pastoral Social CARITAS de Honduras, 50 discípulos misioneros provenientes de 20 países de América Latina, junto con hermanos de Estados Unidos y Europa. Sigue leyendo

UTOPIAS

p1130666A quienes se aventuran a soñar la Justicia y un mundo mejor.
A mis hermanos Scalabrinianos

 

Es de sorprender que a lo largo de la historia muchos hombres y mujeres hayan soñado  con un mundo mejor, con un pueblo, ciudad, comunidad, república ideal.

Pero ¿será posible transformar el curso de la historia? ¿Cómo transformar nuestro mundo? ¡Oh paraíso perdido! ¿Hasta cuándo?

            ¿Le daremos la razón a Aldous Huxley cuando escribió en la introducción de su libro Un mundo Feliz que la revolución verdaderamente revolucionaria se realizará no en el mundo exterior, sino en el alma y el cuerpo de los seres? Sigue leyendo

Campaña de Autocuidado para Personas MIgrantes y Refugiadas

La Pastoral de Movilidad Humana de la Comisión Episcopal de Justicia y Solidaridad se une a esta campaña realizada por Cruz Roja Internacional y Cruz Roja Guatemalteca, mexicana y hondureña a favor de nuestras hermanas y hermanos migrantes de la región.

ESPAÑOL

Consideraciones Generales

Descanso

En bosque, selva o desierto

Viaje por el Desierto

Contacto con tus familiares

Salud

KAQCHIKEL

KICHE

MAM

QEQCHI

LOS MIGRANTES

PMH-CEG
La Iglesia católica en Guatemala dedica este domingo a los migrantes. Ora por ellos; realiza campañas para hacer conciencia del drama de sus vidas; hace colectas especiales para apoyarlos por el camino.

Los migrantes proceden de aquí, de Centroamérica, de Suramérica y el Caribe y más allá. Buscan el Norte. Migrantes son también los que rebotaron en la frontera o los deportados de más arriba, que fallaron en el intento y regresan a su casa para probar otra vez.

Migrantes son también los padres que despiden al hijo o a la hija adolescente, o la esposa joven que dice adiós a su marido y se queda con el aliento suspendido hasta tener noticias de que llegó, o por el contrario, de que fue atrapado, de que está enfermo o herido, o de que murió en el desierto o por manos de asesinos.

Migrantes son las mujeres —ya son dos generaciones— que se quedaron cuidando los hijos mientras el marido se fue a buscar mejor fortuna “del otro lado”. Migrantes son los abuelos, que vuelven a ser padres, al quedar a cargo de los nietos, porque los progenitores eligieron el camino de la esperanza.

Migrantes son los hijos para quienes el papá o la mamá son una foto o una voz semanal o mensual en el celular, cuando bien les va.

Migrantes son las familias que quedaron separadas, en pos de una ilusión, y cuyos integrantes, cada quien por su parte, reconstruyeron otras familias con otras personas que estaban más cerca.

Migrantes son los hijos que después de años quieren reunirse con sus padres. Migrantes son los que llegaron allá, y no encuentran trabajo por semanas o meses. Migrantes son las comunidades que allá en el Norte se recomponen para sobrevivir, cuando todos los de una aldea convergen en el mismo pueblo, en la misma ciudad.

Migrantes son los amigos que alquilan un lugar para vivir y se turnan, según los horarios de trabajo, para utilizar, uno tras otro, la misma cama para dormir y la misma mesa para comer, pues para juntar la remesa hay que ahorrar.

Migrantes son los obreros que trabajan bajo la angustia de si una redada de las autoridades migratorias los atrapará para deportarlos. Migrantes son las familias establecidas allá en el Norte, que son separadas nuevamente cuando uno de los miembros no tiene la residencia y es devuelto a su país de origen.

Migrantes son los que enviaron en el 2015, según datos del Banco de Guatemala, 6,284,977,800, dólares que es el precio, no el valor, de su sacrificio.

Migrantes son los que con ese dinero mantuvieron la estabilidad cambiaria del quetzal, contribuyeron a reducir el déficit de la balanza de pagos, y nos dieron a quienes vivimos en este país estabilidad macroeconómica.

Migrantes son hombres y mujeres, niños y niñas de carne y hueso, que sueñan, que trabajan, que sufren, que se arriesgan y a veces mueren porque el país no les ofrece oportunidades de un ingreso digno y de un futuro mejor. No hay trabajo, pero no faltan quienes con sus acciones crean un clima adverso a la creación de empleo. No hay salud ni hay escuelas, pero la corrupción no cesa.

Migrantes: sangre que fluye de una Guatemala herida.

Monseñor Mario Alberto Molina, Arzobispo de los Altos.

Texto tomado de  Prensa Libre  en http://www.prensalibre.com/opinion/opinion/los-migrantes