Informe Niñez y migración en Centro y Norte América

 Niñez y migración en Centro y Norte América: causas, políticas, prácticas y desafíos, una investigación regional desarrollada durante dos años sobre el trato dado a niñas y niños hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, y mexicanos, así como a niños, niñas y adolescentes ciudadanos y residentes permanentes en Estados Unidos afectados por la migración.

El estudio, dirigido por el Centro de Estudios sobre Género y Refugiados de la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Hastings (CGRS) y el Programa de Migración y Asilo del Centro de Justicia y Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Lanús (CDHUNLa), Argentina, en trabajo conjunto con organizaciones de la sociedad civil de toda la región:  Casa Alianza (Honduras); Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (El Salvador); Pastoral de la Movilidad Humana (PMH) y Asociación Pop No’j (Guatemala); Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova y Programa de Defensa e Incidencia Binacional (PDIB) (México); Kids in Need of Defense (KIND) y Women’s Refugee Commission (WRC) (Estados Unidos). La oficina en la Ciudad de Washington del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados también contribuyó con la redacción de un capítulo basado en su informe de 2014 sobre la migración de niños y niñas en la región.

Véase el estudio completo - Niñez y migración en América Central y América del Norte: Causas, políticas, prácticas y desafíos.

Véase el comunicado de prensa del 12 de febrero de 2015.

¡NO A LA INDIFERENCIA ANTE EL DRAMA DE LA MIGRACIÓN!

Convocados por la Dimensión Episcopal de la Movilidad Humana de la Conferencia del Episcopado Mexicano, para buscar caminos de acompañamiento a los miles de hermanos que diariamente están en tránsito o buscan albergue y apoyo, los Obispos de la Frontera Sur de México, junto con los agentes de la Pastoral de Migrantes, reconocemos que migrar para mejorar la vida es un derecho humano necesario para la búsqueda de condiciones que permitan superar o proteger las necesidades básicas de la vida: salud, alimentación, trabajo, educación, familia.

Ese derecho debe ser protegido por todos; particularmente cuando es desconocido de una manera dolorosa, en los más débiles, por el egoísmo y la ambición de personas y grupos, como lo constatamos a diario en cientos de hermanos centroamericanos que extorsionados y agredidos de múltiples formas ponen en riesgo la vida misma en su paso por estas tierras del Sur. Estos hechos no pueden ser motivo de indiferencia, sino de dolor y vergüenza. Continue reading

MENSAJE URBI ET ORBI DEL SANTO PADRE FRANCISCO


Queridos hermanos y hermanas, ¡feliz Navidad!

Jesús, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo, nos ha nacido. Ha nacido en Belén de una virgen, cumpliendo las antiguas profecías. La virgen se llama María, y su esposo José.

Son personas humildes, llenas de esperanza en la bondad de Dios, que acogen a Jesús y lo reconocen. Así, el Espíritu Santo iluminó a los pastores de Belén, que fueron corriendo a la cueva y adoraron al niño. Y luego el Espíritu guio a los ancianos Simeón y Ana en el templo de Jerusalén, y reconocieron en Jesús al Mesías. «Mis ojos han visto a tu Salvador – exclama Simeón –, a quien has presentado ante todos los pueblos» (Lc 2,30).

Sí, hermanos, Jesús es la salvación para todas las personas y todos los pueblos.

A él, el Salvador del mundo, le pido hoy que guarde a nuestros hermanos y hermanas de Irak y de Siria, que padecen desde hace demasiado tiempo los efectos del conflicto que aún perdura y, junto con los pertenecientes a otros grupos étnicos y religiosos, sufren una persecución brutal. Que la Navidad les traiga esperanza, así como a tantos desplazados, prófugos y refugiados, niños, adultos y ancianos, de aquella región y de todo el mundo; que la indiferencia se transforme en cercanía y el rechazo en acogida, para que los que ahora están sumidos en la prueba reciban la ayuda humanitaria necesaria para sobrevivir a los rigores del invierno, puedan regresar a sus países y vivir con dignidad. Que el Señor abra los corazones a la confianza y otorgue la paz a todo el Medio Oriente, a partir la tierra bendecida por su nacimiento, sosteniendo los esfuerzos de los que se comprometen activamente en el diálogo entre israelíes y palestinos. Continue reading