MENSAJE POR EL “VÍA CRUCIS” DEL MIGRANTE 2013

MIGRANTES: Deportaciones e Indiferencia, una llaga que deber ser sanada.

La Comisión Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, las Casas del Migrante de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos de Ciudad de Guatemala y Tecún Umán, San Marcos, organizaciones pro migrantes y los representantes de otras denominaciones religiosas en Guatemala, inspirados en la instrucción “La Caridad de Cristo hacia los migrantes”, nos unimos para hacer público el clamor y el sufrimiento de las personas migrantes y de sus familiares, que viven el drama humano de la migración forzada (desalojos, desplazamientos, deportaciones), y sobre todo la indiferencia ante tales situaciones.

En este sentido, a la Opinión Pública Nacional e Internacional:

MANIFESTAMOS LO SIGUIENTE: Sigue leyendo

Nueva Esperanza continúa en condiciones críticas

* Misión Civil exige al gobierno de Guatemala garantizar condiciones de vida digna

Comunicado conjunto

 

Las y los pobladores de Nueva Esperanza retornaron a su tierra, Guatemala, el 28 de febrero pasado, después de resistir año y medio en condiciones críticas, desplazados hacia la línea fronteriza con México al ser desalojados con violencia por el ejército de su país en agosto de 2011.

El retorno a su tierra y reubicación en una finca renombrada “El triunfo de la nueva Esperanza”, ubicada en el Petén, cerca de la capital de ese departamento, ocurrió después de llegar a un acuerdo con el gobierno de Guatemala. En ese nuevo lugar, las y los pobladores continúan en condiciones críticas, sin vivienda y sin agua. Sigue leyendo

67 FAMILIAS RETORNAN A GUATEMALA

 

Las familias de la  Comunidad de Nueva Esperanza, Guatemala, fueron  desalojadas con violencia en Agosto de 2011 y desplazadas hacia la línea fronteriza con México , donde  han vivido un año y medio en condiciones críticas. Después de un acuerdo con el gobierno de Guatemala fue reubicada al peten el 28 de febrero de 2013.

La Pastoral Social de Petén, quien ha acompañado desde el periodo de desalojo, las pastorales Indígena y  de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala estuvieron presentes para acompañar y atestiguar las condiciones en que fueron recibidas las familias y para dar continuidad al proceso de reinserción en el lugar llamado El Naranjo, Flores. Petén.

Las 67 familias fueron recibidas sin viviendas, solo dos tomas de agua, el mismo día se  entregaron 10 laminas a cada familia.

Hay muchos compromisos por cumplir. La Iglesia que como madre ha acompañado todo el suceso, desde el desalojo y la estancia en la zona fronteriza con la presencia de la Pastoral Social de Petén, y sobretodo cuando se establecieron en Tabasco y ahora de regreso a su patria Guatemala.