INFORME SOBRE AVANCES Y DESAFÍOS EN LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL

INFORME PAÍS DE LA SOCIEDAD CIVIL Y ACADEMIA EN GUATEMALA SOBRE AVANCES Y DESAFÍOS EN LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL, DE CARA A LA CONMEMORACIÓN CARTAGENA + 30[1] 

CONTEXTO DE PAÍS

En la historia reciente de Guatemala, particularmente en el contexto de la inseguridad pública actual, muchas personas han debido migrar y solicitar asilo o refugio fuera de nuestras fronteras. Nuevos factores como: las nuevas formas de persecución (extorsiones, reclutamientos por pandillas, narcotráfico, Trata de Personas y Desastres Naturales), provocan que cada año se desplacen miles de personas dentro y fuera de Guatemala y en el territorio regional. Guatemala como país de origen de migrantes, se puede indicar que el proceso de la migración está vinculado al nivel de desarrollo social y económico del país, principalmente. Se estima que cada hora, alrededor de 14 personas salen de Guatemala con el objetivo de mejorar su calidad de vida y el bienestar familiar; esto significa que cada día salen del país alrededor de 330 personas buscando mejores  oportunidades de desarrollo.[2] Se estima que en el exterior viven y trabajan un poco más de un millón y medio de personas guatemaltecas. Sigue leyendo

I CONGRESO DE PASTORALES DE MOVILIDAD HUMANA

Documento Final

Convocado por el Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) se realizó del 12 al 16 de mayo de 2014, en la Casa Monte Alverna, en la ciudad de Panamá, el I Congreso de Pastorales de Movilidad Humana, con la participación de 130 personas: Obispos, sacerdotes diocesanos y religiosos, religiosas y laicos, representantes de organizaciones pastorales en los distintos países*.

El Congreso fue organizado y coordinado por Pastoral de Movilidad Humana del CELAM, Hermanas Misioneras de San Carlos (Scalabrinianas), Red Jesuita con Migrantes de Latino América y el Caribe (RJM-LAC), Scalabrini International Migration Network (SIMN), Secretariado Latinoamericano de Pastoral Social/Caritas y la Conferencia Episcopal de Panamá; contó con representantes de las cuatro áreas pastorales: – Migrantes, Desplazados y Refugiados; – Apostolado del Mar; – Pastoral del Turismo; – Pastoral de Itinerantes, y de las organizaciones que animan las pastorales en los distintos países de América Latina y Caribe. Sigue leyendo

Palabra de la Embajadora Rita Claverie de Scioli – Viceministra de Relaciones Exteriores de la República de Guatemala (OCT 2013)

Es para la Cancillería de Guatemala un honor seguir con esta tradición que año con año ha venido realizándose en este lugar precisamente, que es mantener un Diálogo con el tema migratorio y en este caso muy importante el tema que se ha escogido que es El Rostro Humano de la Migración para la Reunificación Familiar, este tema como bien lo mencionaba el Señor Carbajal se enfoca en el aspecto humano de la migración.

Estamos aquí reunidos porque cada uno de nosotros tiene esa conciencia, de que el tema migratorio aparte de cualquier afirmación retórica, lo que nos tiene aquí reunidos es ese convencimiento.

La Cancillería de Guatemala ha tenido en la Conferencia Episcopal y en la Pastoral de Movilidad Humana junto con otros sectores de la Sociedad Civil y del Estado, un acompañamiento constante, también los Organismos Internacionales para que podamos dar un abordaje integral al tema de la Migración. Un abordaje que tenga como eje rector los Derechos Humanos, inviolables, para todas las personas indistintamente de cual sea su situación migratoria. Guatemala se ha reconocido como país de origen, tránsito, destino y retorno de población migrante. Creo que tenemos grandes tareas que realizar como Estado porque tenemos que tener coherencia respecto a nuestras expectativas del trato de nuestros nacionales en otros Estados con responsabilidad de lo que nosotros como país tenemos que guardar respecto a otros nacionales de países que transitan o que escogen a Guatemala como lugar de destino. Sigue leyendo

Intervención de la Licenciada Rosa María Leal de Pérez – Primera Dama de la Nación

Muy buenos días. Quisiera iniciar el día de hoy como inicio cada día, dándole gracias a Dios por un día más de nuestras vidas, dándole gracias a Dios por la oportunidad de estar aquí el día de hoy. Me siento privilegiada de haber sido invitada a este Foro de Alto Nivel, sobre todo en el tema de la migración que es un tema que realmente nos preocupa, especialmente en el Gobierno y a mí como mujer, como madre, como abuela, el tema específico de los niños migrantes no acompañados.

Sé que la migración es general, sin embargo, me duele reconocer que en nuestro país el tema de la niñez migrante no acompañada había estado invisibilizado. Cuando me doy cuenta de las cifras de porcentaje de niños que se arriesgan para ir a buscar a sus padres o alguna mejor vida, es rapidísimo y asusta. Sigue leyendo

Palabras de Inauguración en Dialogo de alto nivel (Oct 2013)de Monseñor Mario Fiandri – Presidente de la Comisión Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala y Obispo de Petén

En nombre de la Conferencia de Obispos de Guatemala, en nombre de la Iglesia de Guatemala , quiero agradecerles de todo corazón lo que su presencia significa y en nombre de la Conferencia Episcopal de Guatemala, quiero reiterar la razón de este encuentro, de este Diálogo Regional.

La migración forzada es un problema y un problema grave y serio. Hablamos de migración forzada cuando se trata de migración motivada no por decisión personal o familiar, sino motivada por causas externas, la pobreza o pobreza extrema, la falta de oportunidades de un trabajo digno y últimamente se ha añadido a estas causas normales de la migración forzada también el clima de violencia de inseguridad intrafamiliar, local y nacional. Sigue leyendo

Intervención del Señor Christian Skoog– Representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia – UNICEF –

UNICEF agradece y celebra el tema migratorio y que la movilidad humana tenga un Diálogo de Alto Nivel intersectorial y en un país en que pueda centrarse en el aspecto humano, en las niñas, los niños, adolescentes y la reunificación familiar.

Por lo general el debate público internacional sobre la migración se desarrolla en torno a temas de riesgo y control de fronteras, amenazas a la seguridad, aplicación de la ley y la repatriación.

Desde hace varios años en Guatemala tenemos la posibilidad de ir más allá y ver la migración como una dinámica social en donde los pueblos y las personas se conectan.

Unicef valora y reconoce los esfuerzos del Gobierno de Guatemala, especialmente de la Secretaría de Bienestar Social, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el apoyo de la Primera Dama, también el compromiso de la la sociedad civil para generar esta discusión centrada en las personas y las familias.

Este Diálogo Regional debe permitirnos crear fuentes de entendimiento entre las Naciones y ver la dinámica de la migración humana más allá de las fronteras, de la seguridad, de las leyes, de la política social, en el centro de todo esto está el ser humano. El camino del migrante, especialmente las niñas, los niños y adolescentes está lleno de peligros. La mayoría de las niñas y niños migrantes solos o no acompañados, se enfrentan a serias violaciones a sus derechos fundamentales, con grandes repercusiones físicas, como el trabajo, el matrimonio y la mendicidad forzada, la venta y la adopción ilegal, la violencia sexual y pornografía, o la explotación sexual, el reclutamiento por grupos selectivos hasta la esclavitud y la muerte. Por si fuera poco cuando sobreviven muchas niñas y niños son doblemente victimizados cuando son repatriados en circunstancias de desprotección.

Confío en que este Diálogo se transformará en acciones que ayuden a los migrantes a hacer una travesía libre de violencia y explotación. De manera especial espero que este Diálogo se traduzca en acciones concretas que ayuden a fortalecer los mecanismos de protección de la niñez migrante, especialmente la no acompañada.

Hay un camino, un recorrido, que debemos hacer juntos, el camino que queda por recorrer, aumentando la protección consular, la especialización del personal, el acceso a representación legal definitiva, más cooperación entre países en la región, aplicación efectiva de la normativa actual, aprobación de una nueva ley de migración que se ajuste a los estándares internacionales y que garantice la aplicación autónoma de políticas operatorias y la aplicación del interés superior del niño.

UNICEF reitera su disposición de continuar brindando su apoyo en la asistencia técnica para la protección de los derechos de la niñez migrante y la reunificación familiar. Gracias.

Palabras de Pbro. Juan Luis Carbajal – Secretario Ejecutivo de la Comisión Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala.

Quienes formamos parte de la Comisión de Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala  (PMH-CEG), queremos dar la más cordial bienvenida a todos y todas ustedes a este espacio, en donde el valor a la palabra dada, la actitud respetuosa de la escucha y el aporte propositivo serán los ingredientes indispensables para que este Diálogo sea eficaz y significativo.

El hablar hoy de las personas migrantes y refugiadas es una tarea no fácil. Aunado a lo controversial, la indiferencia, la desinformación, las concepciones oscurecidas y equivocadas, hacen que el abordaje del fenómeno de la movilidad humana en algunos casos, sea limitado e incluso nulo.

Reconocemos los abundantes beneficios que el hecho de haber emigrado, sea de manera voluntaria o forzada, ha otorgado a cientos de familias. Además de construir sociedades pluriculturales enriquecidas con la diversidad de colores, sabores, tradiciones, cosmovisiones, las personas migrantes han encontrado formas honestas de ganarse el pan para ellos y sus familias. Por otra parte también sabemos que para muchos, la palabra “migrante” se escribe con “m” de “muerte”, con ello hablamos de los centenares de personas que en su caminar han perdido la vida.

Entre las limitaciones en la percepción de las migraciones y en la comprensión de las personas migrantes me atrevo mencionar entre otros:

Primero: Mirar en el rostro de la persona migrante solo el signo de dólares, el signo de quetzales. Hablar de las personas migrantes como ecuaciones de remesas y los beneficios económicos que aportan tanto en los Estados de origen como en los Estados de destino.

Segundo: Mirar a la persona migrante como boleta electoral, como un voto a favor, de allí, el utilizar el tema, las ofertas, incluso hablar en nombre de las personas migrantes por puros intereses políticos y económicos.

Tercero: Pensar que toda persona solicitante de asilo, toda persona necesitada de protección internacional, que toda persona migrante es delincuente, así, la criminalización de la persona migrante y por ende, pensar que la mejor forma de abordar el tema es solo con un enfoque de seguridad fronteriza, dejando en segundo plano el respecto de la dignidad de la persona y respeto a los Derechos Humanos.

Y por último, la instrumentalización de las personas migrantes. Mirar a la persona migrante como instrumentos de trabajo, como recursos para elevar economías.

Creemos que el objetivo de este evento es invitarles a hacer una reflexión profunda sobre la realidad de las personas migrantes y refugiados, sobre las personas solicitantes de protección internacional, solicitantes de asilo.

Esta reunión, este encuentro, este diálogo es determinante para que fijemos nuestra postura ante el tema delicado de la reforma migratoria y todas sus implicaciones de la situación de los niños, niñas y adolescentes acompañados o no acompañados.

Nuestra posición es clara, hacemos un llamado a la reflexión, a la colaboración, hagamos un verdadero y eficaz frente a favor de las personas migrantes y refugiadas.

Para finalizar queremos hacer una propuesta, una posible propuesta, un llamado a los gobiernos de la región centroamericana y de República Dominicana para que convoquen a una reunión extraordinaria del Sistema de Integración Centroamericana –SICA-, para que se aborde con carácter de urgencia el tema de las migraciones, retos y desafíos regionales sobre todo ante el estancamiento de la reforma migratoria, las deportaciones masivas, las políticas de retención, las leyes migratorias regionales, los desplazamientos provocados por la violencia y la criminalidad, entre otros muchos.

¿Qué se está haciendo para recibir a los miles y miles de personas deportadas? Qué se hace para incluirlos y reinsertarlos en la vida social y económica?

La Iglesia Católica encabeza hoy por hoy, una cruzada en pro de las personas migrantes y refugiadas. La Iglesia no puede, no quiere quedarse atrás, quiere caminar al lado de los nuevos desafíos de los movimientos migratorios mixtos. La apertura de la Iglesia al Diálogo, al compromiso co-responsable es un hecho.

Bienvenidos y bienvenidas todas.