67 FAMILIAS RETORNAN A GUATEMALA

 

Las familias de la  Comunidad de Nueva Esperanza, Guatemala, fueron  desalojadas con violencia en Agosto de 2011 y desplazadas hacia la línea fronteriza con México , donde  han vivido un año y medio en condiciones críticas. Después de un acuerdo con el gobierno de Guatemala fue reubicada al peten el 28 de febrero de 2013.

La Pastoral Social de Petén, quien ha acompañado desde el periodo de desalojo, las pastorales Indígena y  de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala estuvieron presentes para acompañar y atestiguar las condiciones en que fueron recibidas las familias y para dar continuidad al proceso de reinserción en el lugar llamado El Naranjo, Flores. Petén.

Las 67 familias fueron recibidas sin viviendas, solo dos tomas de agua, el mismo día se  entregaron 10 laminas a cada familia.

Hay muchos compromisos por cumplir. La Iglesia que como madre ha acompañado todo el suceso, desde el desalojo y la estancia en la zona fronteriza con la presencia de la Pastoral Social de Petén, y sobretodo cuando se establecieron en Tabasco y ahora de regreso a su patria Guatemala.