DISCURSO EN V FORO DE LA RED GLOBAL DE RELIGIONES POR LA NIÑEZ

20170510_094325_Richtone(HDR)Keynote Address at Global Network of Religions for Children

Panamá City.  Mayo 10, 2017

Juan Luis Carbajal Tejeda, cs

La misericordia y la fidelidad se encuentran,
 la justicia y la paz se besan…
Salmo. 84,11

Un saludo de paz al Reverendo Keishi Miyamoto, presidente de Arigatou.  Un saludo de paz para todas y todos ustedes.

Un placer compartir este espacio y tiempo para expresar aquí algunas ideas de un tema tan sensible e importante.

Hagamos memoria.

 Los niños, niñas y adolescentes han de ser protegidos de cualquier forma de extremismo y violencia ejercida por individuos, grupos u organizaciones.

Hagamos memoria de eventos pasados, incluso algunos muy recientes; en donde niños, niñas y adolescentes han sido y siguen siendo víctimas de desprotección.

Parece que no nos hemos cansado de tanta violencia. Que no nos hemos hastiado de tanta sangre derramada de personas inocentes, que no tienen nada que ver con luchas de intereses mezquinos.

No hemos aprehendido que, por cada bala, en cada misil, en cada bomba son vidas humanas las que se apagan.

No hemos aprendido del pasado tan marcado por rudas luchas, hambre de poderío y control.

No hemos aprendido, que, entre los humanos, el más fuerte ha de proteger, no violentar y abusar.

A estas alturas de la humanidad no deberíamos jactarnos de tener los mejores ejércitos y armas, sino las mejores muestras de paz, solidaridad y justicia.

A estas alturas de la humanidad, los principios religiosos han de enlazarnos y tejernos juntos, cual textura colorida y diversa.

Quien siembra violencia, la condena y a la vez pretende justificarla, no hace más que engañarse a sí mismo y cargar sobre sí la responsabilidad moral del inmenso daño provocado en las personas inocentes.

Quiero traer a la memoria a los niños, niñas y adolescentes que han perdido la vida en los conflictos armados, en los combates y guerras.

La violencia de ninguna manera ha de ser estrategia o medio para justificar más violencia.

Niños, niñas y Adolescentes en dolor.

Quiero nombrar algunas situaciones dolorosas de los niños, niñas y adolescentes.

  1. Niños, niñas y adolescentes muriendo de hambre. La pobreza y miseria como expresión visible de una violencia silenciosa que mata de hambre a miles de niños, niñas y adolescentes. Violencia nacida de la exclusión social, política y económica.
  2. Niños, niñas y adolescentes en migración, éxodo forzado o huida. Situaciones de desprotección en los lugares de origen: abandono, persecución, violencia intrafamiliar, extorciones, reclutamiento forzado para pertenecer a grupos de personas organizadas para el crimen. Niños, niñas y adolescentes testigos de crímenes y traumatizados por la violencia y por la muerte de familiares y amigos. En la ruta migratoria: victimas de formas de trata, secuestro, detención, separación familiar, no acceso a los sistemas de asilo y deportación.
  3. Niños, Niñas y adolescentes que han nacido en centros penitenciarios o cárceles, con poca o nula atención a sus necesidades. Niños, niñas y adolescentes forzados a manipular armas y obligados a matar. Niños niñas y adolescentes en conflicto con la ley que han sido encarcelados y que son maltratados y viven en condiciones infrahumanas.

Estos sufrimientos de niños, niñas y adolescentes ¡claman!, ¡gritan! al cielo por justicia y paz. 

Comunidades de Fe, llamadas a escuchar el clamor de los niños, niñas y adolescentes. 

Quienes somos parte de una comunidad de fe, no podemos negar realidades de sufrimiento y desprotección. Y desde nuestra fe en Dios creador, dador de vida, presente en la historia, que ha hablado nuestro lenguaje, nos sentimos interpelados por su mandato de paz y vida.

Con el permiso de ustedes, quiero atreverme a mencionar algunas posturas y acciones que como comunidades de fe en acción nos hacen sumar esfuerzos para aliviar el dolor de tantos niños, niñas y adolescentes.

  1. Contra la violencia de la exclusión política, social y económica que empobrece y mata de hambre, las comunidades de fe estamos llamadas a promover entre los pueblos la equidad y solidaridad; a promover la seguridad y soberanía alimentaria. Que los niños, niñas y adolescentes puedan gozar del alimento necesario. Los estados no escatimen esfuerzos para invertir en favor de la niñez.
  2. Niños, niñas y adolescentes gocen de su derecho a no emigrar, a no desplazarse de forma forzada y a no huir de sus países. Que en sus lugares de origen encuentren todas las condiciones humanas para una vida digna: vivienda, alimentación, educación, recreación, en una palabra… ¡protección!

Para ello, aprendiendo de las buenas prácticas de algunos lugares, se siga implementando el modelo de sistemas de protección estatal, departamental y municipal, en donde en forma articulada, los diversos actores sociales: centros educativos, hospitales, fiscalías, juzgados, centros humanitarios, cuerpos de seguridad, y sobre todo nuestras comunidades de fe, se activen y respondan ante cualquier niño, niña y adolescente en necesidad de protección.

Ante la lamentable realidad de desprotección de niños, niñas y adolescentes en sus lugares de origen, aquellos que necesitan de forma urgente protección, son quienes, solos, acompañados o separados, han cruzado fronteras aéreas, marítimas y terrestres para salvar la vida. Redes transcontinentales y transnacionales de protección son necesarias y nuestras comunidades de fe pueden jugar un papel preponderantemente significativo para atender, acompañar e integrar a niños, niñas y adolescentes refugiados.

Como comunidades de fe transmitimos y enseñamos los valores de vida y la paz. Que Dios fiel, compasivo y pacífico, descubierto también en nuestros textos sagrados, sea dado a conocer en nuestras predicaciones, homilías, y reflexiones para construir el mundo que queremos para los niños niñas y adolescente.

Universidades, centros catequéticos de formación, e iniciación en la fe, sean espacios para sembrar la semilla de la paz. Como comunidades de fe contamos con tantas oportunidades en los medios de comunicación para que desde la pedagogía construyamos sociedades pacíficas.

Podemos hacer tanto para que las cárceles y centros penitenciarios sean verdaderamente espacios de sanación y restauración. Que niños, niñas y adolescentes nacidos en cárceles sean protegidos y educados. Los niños, niñas y adolescentes en conflicto con la ley, encuentren en estos lugares personas bien capacitadas y sensibles, educadoras de vida y paz. Urge una nueva visión y un nuevo modelo de cárceles y centros penitenciarios en donde niños, niñas y adolescentes encuentren la puerta a una vida más digna y humana.

Finalmente, como comunidades de fe, defensores y defensoras de la vida, la dignidad y la paz, hagamos siempre todo lo posible para evitar cualquier forma de trata de niños niñas y adolescentes.

Conclusión 

Que la memoria y las realidades presentes de dolor de tantos niños, niñas y adolescentes víctimas de economías violentas y deshumanizantes, de extremismos que conducen a conflictos, guerras e invasiones; dolor causado por personas organizadas para el crimen, no apaguen nuestra esperanza, y supliquemos a Dios que nuestras comunidades de fe puedan ser fermento y levadura en cada una de nuestras realidades sociales.

Quiero repetir la frase que el Papa Francisco dijera en su reciente viaje apostólico a Egipto: “A Dios sólo le agrada la fe profesada con la vida, porque el único extremismo que se permite a los creyentes es el de la caridad. Cualquier otro extremismo no viene de Dios y no le agrada”

Los que somos cristianos, sabemos decir que Jesús nos amó y nos amó hasta el extremo.

Amar es el antídoto a toda muestra de violencia, y como comunidades de fe, cada acción ha de estar fundamentada en el amor que sana, rapara, construye, nos teje y liga mutuamente.

Los niños, niñas y adolescentes son el lenguaje tierno de Dios. Por eso sintamos el llamado a protegerles y promover con ellos y para ellos una cultura de paz.

Agradezco a cada persona aquí presente, agradezco la invitación a Arigatau International.

La Paz con ustedes.

Juan Luis Carbajal Tejeda, cs

DOCUMENTO ORIGINAL: GNRC Keynote Address Juan Luis

INTERVENCION DE LA RED REGIONAL DE ORGANIZACIONES CIVILES PARA LAS MIGRACIONES (RROCM) ANTE LA XXI CONFERENCIA REGIONAL SOBRE MIGRACIÓN (CRM)

crmhondurasSAN PEDRO SULA, HONDURAS

16 al 18 de noviembre de 2016

La Red Regional de Organizaciones Civiles para las Migraciones (RROCM) saluda a los Estados miembros, organismos intergubernamentales y observadores de la XXI Reunión del Grupo Regional de Consulta sobre Migración, en Honduras,  sede de la Presidencia Pro Témpore de la CRM.

Las realidades migratorias y el contexto en el que éstas se desarrollan demandan un abordaje integral, solo así es posible responder a las múltiples aristas generadas por la migración y a la demanda de los Estados de origen, tránsito y destino. Las políticas deben tener su foco central en las personas migrantes, víctimas de trata y tráfico, solicitantes de asilo, refugiadas, y apátridas.

La RROCM reconoce la importancia del desarrollo de marcos jurídicos acordes con el derecho internacional de los derechos humanos, a partir de las obligaciones internacionales adquiridas por los Estados. Valoramos los esfuerzos desarrollados en el marco de la CRM en materia de protección, reflejados en la generación de protocolos, lineamientos, memorándums de entendimiento, mecanismos de colaboración, cooperación y coordinación interinstitucional pero insistimos en la necesidad de trascender de los acuerdos a acciones eficaces, vinculantes y generalizadas en los países miembros de la CRM.

Reiteramos la necesidad de abordar las migraciones a partir de: Sigue leyendo

Informe: El Papel de Honduras, Guatemala y El Salvador en la creciente crisis de Refugiados.

amnistia-i-refugiados DOCUMENTO EN PDF:Informe El Papel de Honduras, Guatemala y El Salvador en la creciente Crisis de Refugiados

Sin duda dos discursos.

Aquellos que dicen que no hay una violencia que expulsa personas con necesidad de protección internacional. Que no son refugiados, que no hay refugiados. Que personas migrantes salen sólo por razones económicas.

Aquellos que saben, atestiguan, viven en carne propia que violencia en Guatemala obliga a familias enteras a desplazarse tanto al interno como mas allá de las fronteras.
Que pasa entonces?

Por qué algunas personas, y peor aun, entre ellas algunos funcionarios que en ágoras públicas internacionales no temen afirmar una aberración como la negación de violencia como causante de desplazamiento de refugiados en busca del reconocimiento de su estado?

Qué políticas están detrás de esa negativa? La imagen del país y del Estado? Miedo a perder turismo? Afirmación del óptimo trabajo en cuestión de seguridad ciudadana?

Tres cosas:

1.-Tienen asesores incapaces, que solo cuidan su salario.

2.- O Viven en una burbuja y no saben lo que pasa en el verdadero PUEBLO. Les invitamos que visiten algunas colonias y platiquen con la gente, que dejen sus guardaespaldas y vayan a algunas zonas o colonias, o que simplemente, si no quieren leer informes extensos, vean las noticias que a diario salen. Por ejemplo: decenas de viviendas abandonadas por los propietarios, y que ahora están en manos de personas organizadas para crimen. Mercados cerrados por la violencia, periodistas, personas defensoras perseguidas y asesinadas etc.

3.-O No tienen voluntad para buscar soluciones eficaces e integras a favor de Guatemala.

O las tres cosas…

Parece que no se dan cuenta de las implicaciones de sus discursos oficiales para las personas que han solicitado, quieren solicitar y necesitan salir del país por la persecución. No se imaginan el daño que causan en detrimento de los solicitantes.

Message final de la conférence sur la traite humaine dans et de l’Afrique, organisée à Abuja, au Nigeria

du 5 au 7 septembre 2016

Nous, les représentants d’organisations catholiques et autres organisations confessionnelles de 43 pays impliquées dans la lutte contre la traite humaine, dont plus de la moitié africaines, nous sommes réunis à Abuja/Nigeria du 5 au 7 septembre 2016 pour parler de la traite humaine en Afrique et de l’Afrique. Suivant la déclaration de 2014 du pape François et d’autres leaders religieux sur l’éradication de cet esclavage moderne d’ici 2020, nous nous sommes rassemblés pour réaffirmer et nous engager envers la collaboration et l’action commune visant à prévenir et éradiquer le fléau de la traite humaine et de l’exploitation des êtres humains et à promouvoir la dignité humaine. Nous cherchons à construire notre collaboration en nous basant sur nos forces respectives et en évitant la duplication, afin d’avoir « Une seule voix » contre la traite humaine.

fr-final-declaration-conference-human-trafficking-in-abuja

El Papa Francisco en las Migraciones. De la catástrofe humanitaria a la construcción de la esperanza

 

Hna Leticia.

Buenos días, agradezco al Departamento de Justicia y Solidaridad en especial a Monseñor Gustavo Rodríguez, la invitación que me ha hecho para compartir con ustedes  algunas reflexiones sobre el Papa Francisco en el mundo de las migraciones.

Más que hacer un recuento de las palabras del Papa en torno a las personas migrantes, refugiadas y víctimas de trata; quiero centrar mi reflexión en la pedagogía del Papa como Pastor, Profeta y hombre de esperanza en el mundo de las migraciones. Tal vez viendo su escuela que propongo, pueda surgir una luz del cómo dar una respuesta pastoral desde la red CLAMOR que se quiere impulsar en este Seminario. Sigue leyendo

LOS MIGRANTES

PMH-CEG
La Iglesia católica en Guatemala dedica este domingo a los migrantes. Ora por ellos; realiza campañas para hacer conciencia del drama de sus vidas; hace colectas especiales para apoyarlos por el camino.

Los migrantes proceden de aquí, de Centroamérica, de Suramérica y el Caribe y más allá. Buscan el Norte. Migrantes son también los que rebotaron en la frontera o los deportados de más arriba, que fallaron en el intento y regresan a su casa para probar otra vez.

Migrantes son también los padres que despiden al hijo o a la hija adolescente, o la esposa joven que dice adiós a su marido y se queda con el aliento suspendido hasta tener noticias de que llegó, o por el contrario, de que fue atrapado, de que está enfermo o herido, o de que murió en el desierto o por manos de asesinos.

Migrantes son las mujeres —ya son dos generaciones— que se quedaron cuidando los hijos mientras el marido se fue a buscar mejor fortuna “del otro lado”. Migrantes son los abuelos, que vuelven a ser padres, al quedar a cargo de los nietos, porque los progenitores eligieron el camino de la esperanza.

Migrantes son los hijos para quienes el papá o la mamá son una foto o una voz semanal o mensual en el celular, cuando bien les va.

Migrantes son las familias que quedaron separadas, en pos de una ilusión, y cuyos integrantes, cada quien por su parte, reconstruyeron otras familias con otras personas que estaban más cerca.

Migrantes son los hijos que después de años quieren reunirse con sus padres. Migrantes son los que llegaron allá, y no encuentran trabajo por semanas o meses. Migrantes son las comunidades que allá en el Norte se recomponen para sobrevivir, cuando todos los de una aldea convergen en el mismo pueblo, en la misma ciudad.

Migrantes son los amigos que alquilan un lugar para vivir y se turnan, según los horarios de trabajo, para utilizar, uno tras otro, la misma cama para dormir y la misma mesa para comer, pues para juntar la remesa hay que ahorrar.

Migrantes son los obreros que trabajan bajo la angustia de si una redada de las autoridades migratorias los atrapará para deportarlos. Migrantes son las familias establecidas allá en el Norte, que son separadas nuevamente cuando uno de los miembros no tiene la residencia y es devuelto a su país de origen.

Migrantes son los que enviaron en el 2015, según datos del Banco de Guatemala, 6,284,977,800, dólares que es el precio, no el valor, de su sacrificio.

Migrantes son los que con ese dinero mantuvieron la estabilidad cambiaria del quetzal, contribuyeron a reducir el déficit de la balanza de pagos, y nos dieron a quienes vivimos en este país estabilidad macroeconómica.

Migrantes son hombres y mujeres, niños y niñas de carne y hueso, que sueñan, que trabajan, que sufren, que se arriesgan y a veces mueren porque el país no les ofrece oportunidades de un ingreso digno y de un futuro mejor. No hay trabajo, pero no faltan quienes con sus acciones crean un clima adverso a la creación de empleo. No hay salud ni hay escuelas, pero la corrupción no cesa.

Migrantes: sangre que fluye de una Guatemala herida.

Monseñor Mario Alberto Molina, Arzobispo de los Altos.

Texto tomado de  Prensa Libre  en http://www.prensalibre.com/opinion/opinion/los-migrantes

COMUNICADO DE PRENSA SOBRE CODIGO DE MIGRACION

El Grupo Articulador de la Sociedad Civil en Materia Migratoria para Guatemala. Ante la Iniciativa de Ley 5121 Código de Migración.

Los Hechos

El pasado 28 de julio, la Comisión del Migrante del Congreso de la República de Guatemala presentó ante la Dirección Legislativa la iniciativa 5121 sobre el Código de Migración para Guatemala. Como Grupo Articulador reconocemos la importancia que dentro del Organismo Legislativo el tema migratorio haya cobrando relevancia lo cual, también ha sido una preocupación permanente de nuestra parte.

Consideramos que alcanzar la tercera lectura de esta iniciativa, que inició el día de ayer 09 de agosto, abre la oportunidad para colocar a las personas migrantes como sujetas de derechos. Asimismo, sitúa a Guatemala en el contexto migratorio regional promoviendo un cuerpo legislativo ordenado y seguro, entendiéndonos como un país de origen, tránsito, destino y retorno.

La Postura del Grupo Articulador

Identificamos en la Iniciativa 5121 algunos vacíos. Por ello, proponemos lo siguiente:

  1. Fortalecer dentro de la Iniciativa el derecho de las personas guatemaltecas en el extranjero y la responsabilidad y competencia que con ellas tiene el Estado de Guatemala, tomando en cuenta que somos un país altamente expulsor;
  2. Fortalecer lo referente al Estatuto de Refugiado, Asilo Político y la Asistencia Humanitaria en Guatemala, enriqueciéndolo con los criterios de reconocimiento, así como la distinción entre un refugiado, solicitante de asilo y una persona con necesidades de protección internacional para asegurar en todos los casos el principio de no devolución.

    Vemos con preocupación que de no distinguir y explicitar esto, pueda generar la discrecionalidad del funcionario en la aplicación de la medida, se corre el riesgo de retroceder en procedimientos y garantías vigentes.

Como Grupo Articulador hemos entregado nuestro documento de Propuestas de Enmiendas al Presidente de la Comisión de Migrantes del Congreso de la República.

Finalmente, reconocemos que el código representa un avance pero muchos desafíos, instamos al Congreso a promover esta legislación ya que permitirá dar una respuesta a las migraciones en el contexto actual desde una perspectiva integral.

Guatemala, 10 de agosto del 2016

Organizaciones Firmantes:
American Friends Service Committe
Asociación La Alianza (ALA)
Asociación Pop No’j-
Asociación Refugio de la Niñez;
Centro de Estudios de Guatemala (CEG)
Coalición Nacional de Migrantes Guatemaltecos en Estados Unidos (CONGUATE)
Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial -ECAP-
Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas -FGER-;
Instituto Centroamericano de Estudios Sociales y Desarrollo (INCEDES)
Instituto de Investigaciones Histórica y Arqueológicas de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala (IIHAA/USAC)
Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales (URL), Internacional contra la Explotación Sexual -ECPAT-;
Mesa Nacional para las Migraciones de Guatemala (MENAMIG)
Misioneros de San Carlos Scalabrinianos (SC- SIMN)
Movimiento de Guatemaltecos en Estados Unidos (MIGUA)
Movimiento Social por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia;
Mujeres Abriendo Caminos
Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala (PMH/CEG) Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala (RPDG)

MENSAJE DE LA SECCION PASTORAL DE MOVILIDAD HUMANA, COMISION EPISCOPAL DE JUSTICIA Y SOLIDARIDAD, CONFERENCIA EPISCOPAL DE GUATEMALA

Afiche 2016CON OCASIÓN DEL DÍA NACIONAL DE LAS PERSONAS MIGRANTES Y REFUGIADAS 2016

“Misericordia quiero y no sacrificio” (Mt 9,13)

En el año de la Misericordia, el Santo Padre Francisco ha querido que el lema para celebrar el día del migrante y refugiado sea: “Emigrantes y refugiados nos interpelan. La respuesta del Evangelio de la misericordia”.

La Pastoral de Movilidad Humana de la Comisión Episcopal de Justicia y Solidaridad, haciendo eco de las palabras del Papa Francisco, presentamos a la iglesia de Guatemala el mensaje para el día nacional de las personas migrantes y refugiadas. Sigue leyendo