EL DRAMA DE LAS PERSONAS MIGRANTES Y REFUGIADAS NOS INTERPELA

20170707_112305                                                                                                                                        La Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala PMH-CEG, y la Asociación de Diplomáticos y Profesionales de Guatemala -ADIPROGUA- preocupados frente a las discusiones, prácticas y respuestas políticas actuales alrededor del fenómeno de las migraciones que instrumentalizan y deshumanizan a la persona migrante y/o refugiada, manifestamos:

  • –  Afirmamos que el Estado de Guatemala tiene grave responsabilidad y deuda al carecer de una visión y abordaje integral humano de las migraciones en su condición de ser país de origen, tránsito, destino y retorno.

  • –  Seguimos constatando que las causas de la migración siguen siendo estructurales (violencia estructural); reflejadas en la pobreza, marginación, discriminación, violencia generalizada, y desplazamiento por intereses del capital nacional y transnacional.

 Particularmente llamamos la atención respecto a la situación grave, dramática e inhumana por la que están pasando las decenas de familias que fueron desalojadas/desplazadas de la comunidad Laguna Larga, Petén; quienes se encuentran en una situación indigna y vulnerable. Urgimos al Gobierno de Guatemala dar una digna y pronta respuesta. Que casos como éste no vuelvan a repetirse.

  • –  Nos alarma la gestión e imposición de planes que obedecen a políticas migratorias extraregionales que criminalizan a las personas migrantes y refugiadas, vulneran sus derechos y los sitúa en un estado de desprotección total. (Plan Frontera Sur, Plan Fortaleza, Plan Alianza para la Prosperidad entre otros). Nos desconcierta la actitud complaciente del estado de Guatemala frente a estos planes.

  • –  Reafirmamos el imperativo de crear, asignar recursos e implementar una política pública de Estado que aborde el tema de la migración de una perspectiva integral y humana coherente con las características migratorias de país; en tal sentido demandamos y exigimos al Gobierno de Guatemala, al Congreso de la República de Guatemala, al Consejo Nacional de Atención al Migrante Guatemalteco –CONAMIGUA- al Registro Nacional de Personas –RENAP, al Ministerio de Relaciones Exteriores -MINEX, que incidan a favor de la gobernanza de las migraciones.

    – Valoramos la aprobación y entrada en vigencia del Código Guatemalteco de Migración (Decreto No. 44-2016 del Congreso de la República de Guatemala). Lo cual significa un avance en materia de legislación migratoria para Guatemala. Al mismo tiempo, urgimos el desarrollo de reglamentos y la conformación de la Autoridad Migratoria para su plena implementación a un corto plazo.

    Al respecto, solicitamos al organismo ejecutivo, incluir a la Sociedad Civil Organizada en los espacios gubernamentales de elaboración de los diferentes reglamentos del Código de Migración; quienes desde su expertís y acompañamiento a la propuesta y aprobación del Código de Migración, pueden aportar a la creación de reglamentos más íntegros y completos.

    – Reiteramos nuestro compromiso con las personas migrantes y refugiadas, nuestra solidaridad con sus familias y nuestra actitud proactiva en beneficio del respeto a la dignidad humana y a sus derechos fundamentales, incluido el derecho a la protección internacional. Nos mantendremos atentos al devenir y seguimiento del presente.

    PASTORAL DE MOVILIDAD HUMANA, CONFERENCIA EPISCOPAL DE GUATEMALA PMH-CEG

    ASOCIACION DE DIPLOMÁTICOS Y PROFESIONALES DE GUATEMALA. – ADIPROGUA-

    Guatemala de la Asunción, Julio 2017

    Documento Completo en PDF:

    COMUNICADO DE PRENSA PMH CEG Y ADIPROGUA 070717

WAY OF THE CROSS. MIGRANT JESUS

ExodusFirst Station:
Mary and Joseph Flee to Egypt with the Child Jesus

Biblical Reading: Mt. 2: 13-15
When they had departed, behold, the angel of the Lord appeared to Joseph in a dream and said, “Rise, take the child and his mother, flee to Egypt, and stay there until I tell you. Herod is going to search for the child to destroy him.” Joseph rose and took the child and his mother by night and departed for Egypt. He stayed there until the death of Herod, that what the Lord had said through the prophet might be fulfilled, “Out of Egypt I called my son.”

REFLECTION
The flight to Egypt of Joseph, Mary and Jesus, reminds us of the day we left our homes to go to Canada hoping to provide a brighter future for our families. We remember the faces of our loved ones, the sadness of being separated from each other, not knowing when we shall see each other again.

Our parents, siblings, spouse and children embraced us tightly not wanting us to let go. We tried to overcome the sadness with the bright HOPE that this will allow us to provide a better future for them.

Many of us leave our homelands not as tourists but as domestic helpers, caregivers, workers for McDonald, Tim Horton, and agricultural workers. Some of us flee our countries due to war, poverty, lack of social, economic opportunities, political instability, corruption and uncertainties. As we look back to that day, we see many migrant workers who are now in the same situation we were years ago. Now as Christians let us work together to help our Migrant Brothers and Sisters find the love, joy and support in their new home in Canada.

PRAYER
Dear child Jesus, who in the company of Mary your blessed Mother and of Saint Joseph knew the trials of migration during your exile in Egypt. We pray for the countless migrant, refugee and displaced children who are so like you. May they find work, food and accommodation. May they be received everywhere with love and work in safe and healthy conditions. Lord Jesus, protect them from all danger and harm.

We ask this through Jesus Christ, Our Lord. Amen. Sigue leyendo

PERSONAS REFUGIADAS HOY

diagnostico-participaticoEl perfil de las personas refugiadas de hoy dista mucho de las personas refugiadas en México durante el conflicto armado en Guatemala.
Por cierto, México en aquel entonces se mostró hospitalario, cosa que también dista mucho de lo que hoy es México para los Centroamericanos, que ante nuevas realidades de desplazamiento forzado en tiempo de no guerra o conflicto armado, México cierra sus fronteras y con poca y casi nula capacidad y voluntad política reconoce como refugiados y refugiadas a personas con necesidades de protección. Personas que necesitan ser reconocidas como refugiadas.
Pues, aunque es de no creerlo, por la violencia generalizada, hoy hay mas muertes que durante los conflictos armados en Honduras, El Salvador y Guatemala.
Hay refugiados de aquel entonces que quieren regresar. (condiciones poco dignas también) Pero también hay una realidad de abandono a comunidades repatriadas y retornadas. Por lo tanto, si estas personas refugiadas en México regresan, que encuentren y mantengan las condiciones humanas para vivir, estudiar, trabajar… vivir. Gran reto para Guatemala.
Si hoy por hoy, no se ha respondido con eficacia a comunidades retornadas o repatriadas de Bolivia y México. No es justo que regresen a un país que no ha sido capaz de recibirles y reintegrarles.
Y a los que piden Asilo o protección Internacional (comúnmente llamado REFUGIO) que no les cierren las puertas.