Intervención del Magistrado Walter Villatoro – Corte Suprema de Justicia

Gracias, muy buenos días, mi nombre es Walter Villatoro Díaz, vengo en representación del Presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Honorable mesa principal, solo tres aspectos importante. Creo que la Iglesia Católica ha hecho un trabajo maravilloso, humano, altruista, al cual todos estamos llamados a hacer. Creo que deben involucrarse muchísimas más instituciones cristianas, no cristiana, para poder ser un apoyo mucho más fuerte. Yo trabajo con mucha gente pobre de las iglesias evangélicas para apoyarlos en sus problemas legales, entonces creo que la Iglesia puede incorporar un poco más a más personas para poder apoyar este proyecto maravilloso de la reforma o de la nueva ley migratoria.

También considero que es importante tomar muy en cuenta al SICA que ya se mencionó, porque ahora estoy de Magistrado en la Sala de Apelaciones de San Marcos y recientemente se va a crear un Juzgado de Paz en Tecún Umán, luego se va a convertir en Juzgado de Primera Instancia en Tecún Umán para poder tomar esos problemas legales y como se habló de los asuntos de la detención y cómo juzgar a los migrantes porque no es un delito.

Cuando fui Juez, tuve un caso muy importante en donde personas de África, de Camerún, de Sudáfrica, de Egipto, viajaban para Brasil, de Brasil a Panamá, de Panamá a Guatemala y de Guatemala se iban para el RENAP y ellos eran africanos y sacaban un documento que eran guatemaltecos y de allí salían por Puerto Barrios para Honduras y de Honduras iban a Europa, porque los Africanos no pueden ir a Europa, no van a Estados Unidos y estaban presos en Guatemala y yo tuve ese caso e ilegalmente los registran como guatemaltecos, pasaron un sufrimiento grande y a muchos africanos les dimos la oportunidad para irse del país para regresarse a su país de origen.

Entonces, me preocupa también un caso que no ha sido público sobre más de mil alteraciones de registro de personas en San Marcos que hay que investigar porque gente sale de Guatemala como guatemaltecos pero realmente no lo son, pero es muy delicado y considero que debe hacerse un trabajo y estoy en San Marcos para servirles. En este caso, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia está muy interesado en este tema y por eso me pidió venir a mí. Les agradezco mucho, buenos días.