Intervención del Señor Christian Skoog– Representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia – UNICEF –

UNICEF agradece y celebra el tema migratorio y que la movilidad humana tenga un Diálogo de Alto Nivel intersectorial y en un país en que pueda centrarse en el aspecto humano, en las niñas, los niños, adolescentes y la reunificación familiar.

Por lo general el debate público internacional sobre la migración se desarrolla en torno a temas de riesgo y control de fronteras, amenazas a la seguridad, aplicación de la ley y la repatriación.

Desde hace varios años en Guatemala tenemos la posibilidad de ir más allá y ver la migración como una dinámica social en donde los pueblos y las personas se conectan.

Unicef valora y reconoce los esfuerzos del Gobierno de Guatemala, especialmente de la Secretaría de Bienestar Social, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el apoyo de la Primera Dama, también el compromiso de la la sociedad civil para generar esta discusión centrada en las personas y las familias.

Este Diálogo Regional debe permitirnos crear fuentes de entendimiento entre las Naciones y ver la dinámica de la migración humana más allá de las fronteras, de la seguridad, de las leyes, de la política social, en el centro de todo esto está el ser humano. El camino del migrante, especialmente las niñas, los niños y adolescentes está lleno de peligros. La mayoría de las niñas y niños migrantes solos o no acompañados, se enfrentan a serias violaciones a sus derechos fundamentales, con grandes repercusiones físicas, como el trabajo, el matrimonio y la mendicidad forzada, la venta y la adopción ilegal, la violencia sexual y pornografía, o la explotación sexual, el reclutamiento por grupos selectivos hasta la esclavitud y la muerte. Por si fuera poco cuando sobreviven muchas niñas y niños son doblemente victimizados cuando son repatriados en circunstancias de desprotección.

Confío en que este Diálogo se transformará en acciones que ayuden a los migrantes a hacer una travesía libre de violencia y explotación. De manera especial espero que este Diálogo se traduzca en acciones concretas que ayuden a fortalecer los mecanismos de protección de la niñez migrante, especialmente la no acompañada.

Hay un camino, un recorrido, que debemos hacer juntos, el camino que queda por recorrer, aumentando la protección consular, la especialización del personal, el acceso a representación legal definitiva, más cooperación entre países en la región, aplicación efectiva de la normativa actual, aprobación de una nueva ley de migración que se ajuste a los estándares internacionales y que garantice la aplicación autónoma de políticas operatorias y la aplicación del interés superior del niño.

UNICEF reitera su disposición de continuar brindando su apoyo en la asistencia técnica para la protección de los derechos de la niñez migrante y la reunificación familiar. Gracias.