DECLARACIÓN CONJUNTA DE LOS OBISPOS DE ESTADOS UNIDOS, MÉXICO, EL SALVADOR, GUATEMALA Y HONDURAS SOBRE LA CRISIS DE LOS NIÑOS MIGRANTES

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LOS OBISPOS DE

ESTADOS UNIDOS, MÉXICO, EL SALVADOR, GUATEMALA Y HONDURAS

SOBRE LA CRISIS DE LOS NIÑOS MIGRANTES

10 de julio de 2014

Profundamente conmovidos por el sufrimiento de miles de niños, niñas y adolescentes que han migrado desde Centroamérica y México hacia los Estados Unidos y que ahora se encuentran detenidos en espera de ser deportados, los obispos de Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala y Honduras, movidos por el amor de Cristo, manifestamos a todos ellos y a sus familiares nuestra oración, solidaridad y compromiso.

Estos niños salieron de sus países empujados por la miseria, la violencia o el deseo de reunirse con sus padres o algunos de sus familiares que ya han migrado, y ahora, luego de enfrentar toda clase de privaciones y peligros, viven una terrible crisis humanitaria. ​Esta dramática situación nos afecta a todos y ha de comprometernos a ​“globalizar la solidaridad”, reconociendo, respetando, promoviendo y defendiendo la vida, dignidad y derechos de toda persona, independientemente de su condición migratoria.

En este sentido, vemos con esperanza la Declaración Extraordinaria de Managua, en la que los Países Miembros de la Conferencia Regional sobre Migración –Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estado Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana– han reconocido la corresponsabilidad regional y se han comprometido a implementar medidas integrales y articuladas para garantizar el interés superior del niño y adolescente, así como la unidad familiar; a difundir información precisa respecto a los “peligros del viaje” y la inexistencia de “permisos” para los que llegan a los Estados Unidos; luchar contra los grupos delictivos organizados de tráfico ilícito y de trata de personas; y mejorar las prácticas migratorias.

Un aspecto importante de la Declaración es el compromiso conjunto para erradicar las causas estructurales que provocan la migración irregular de menores de edad, creando programas de desarrollo social y económico en las comunidades de origen, así como programas de reinserción y reintegración para los que retornan. También se reconoce que algunos de estos niños y adolescentes migrantes podrían obtener la condición de refugiado o protección complementaria.

En este tenor, resulta positivo que México haya implementado la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur y la creación de los Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo para facilitar la internación segura de personas y bienes, y evitar los problemas originados por el desorden migratorio en la zona.

La Iglesia Católica, que desde hace muchos años viene haciendo gestiones ante las autoridades gubernamentales de Estados Unidos, México y Centroamérica en favor de los migrantes, continuará esta labor. También seguirá trabajando en la promoción humana, particularmente de los niños, de las familias y de los más pobres, en la restauración del tejido social y brindando acogida, atención y servicios a los migrantes en sus numerosos centros creados para ellos. La misma Iglesia expresa su disponibilidad para colaborar a fin de hacer realidad los acuerdos de la Declaración de Managua, convencida de que una estrategia de disuasión sin garantías de protección nacional e internacional es inefectiva e inhumana.

Por eso, apoyamos la solicitud que Monseñor Mark Seitz, Obispo de El Paso, Texas ha formulado al Comité de Migración de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de emitir declaratoria de crisis humanitaria para dar una respuesta integral al problema, creando políticas públicas que den servicios básicos y protección al migrante, examinado las raíces del éxodo migratorio, asignando recursos federales para invertir en los países expulsores a fin de evitar la necesidad de migrar, y promoviendo programas de reunificación familiar para los migrantes.

Los obispos, sus servidores, reiteramos la urgencia de respetar la dignidad humana de los migrantes indocumentados; fortalecer las instituciones gubernamentales para que sean auténticamente democráticas, participativas y al servicio del pueblo; combatir con firmeza la reprobable actividad de los grupos delictivos y del crimen organizado, cuya inhumana acción condenamos enérgicamente; garantizar la seguridad de los ciudadanos; e invertir en Centroamérica. En este sentido, hacemos un llamado a los empresarios, especialmente católicos, a que inviertan y contribuyan a promover la justicia y la equidad. Exhortamos a los padres de familia a no exponer a sus hijos a emprender el peligroso viaje hacia México y Estados Unidos. Y pedimos a la sociedad en general asumir el papel que le corresponde en este doloroso problema.

Ante el drama humanitario que estamos padeciendo, debemos escuchar al Papa Francisco, que con profundo realismo ha advertido: “Hoy en muchas partes se reclama mayor seguridad. Pero hasta que no se reviertan la exclusión y la inequidad dentro de una sociedad y entre los distintos pueblos será imposible erradicar la violencia… Es el mal cristalizado en estructuras sociales injustas, a partir del cual no puede esperarse un futuro mejor… La inequidad es raíz de los males sociales”.

Implorando la intercesión de Santa María de Guadalupe, Patrona de América, pedimos a Nuestro Señor Jesucristo que proteja a nuestros niños y sus familias en este difícil momento, y nos dé a todos la sabiduría para encontrar soluciones factibles, y audacia y fuerza para actuar en consecuencia.

+Óscar A. Cardenal Rodríguez Maradiaga,S.D.B. +J. Francisco Cardenal Robles Ortega

Arzobispo de Tegucigalpa Arzobispo de Guadalajara

Pdte. de la Conferencia Episcopal de Honduras Pdte. de la Conferencia del Episcopado Mexicano

+ Romeo Tovar Astorga +Eugenio Lira Rugarcía

Obispo de Santa Ana Obispo Auxiliar de Puebla

Srio. Gral. de la Conferencia Episcopal Srio. Gral. de la Conferencia del Episcopado de El Salvador Mexicano

+ Rodolfo Valenzuela Nueñez

Obispo de la Verapaz

Pdte. De la Conferencia Episcopal de Guatemala

+ Domingo Buezo Leiva

Obispo Vicario de Izabal

Srio. Gral. de la Conferencia Episcopal de Guatemala

+ Eusebio Elizondo

Obispo de Seattle

Pdte. del Comité de Migración y Refugiados

de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos

+ Guillermo Ortíz Mondragón

Obispo de Cuautitlán

Pdte. de la Dimensión de la Pastoral de la Movilidad Humana

de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Palabras de Bienvenida del Secretario Ejecutivo de la Comisión Pastoral de Movilidad Humana.

Palabras del Secretario Ejecutivo de la Comisión Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala.

(Saludo en Orden de Precedencia.)

Quienes somos partes de la PMH-CEG, queremos dar la más cordial bienvenida a todos y todas ustedes a este espacio, en donde el valor a la palabra dada, la actitud respetuosa de la escucha y el aporte propositivo serán los ingredientes indispensables para que este Diálogo sea eficaz y significativo.

El hablar hoy de las personas migrantes y refugiadas es una tarea no fácil, aunado a lo controversial, la indiferencia, la desinformación, las concepciones oscurecidas y equivocadas, hacen que el abordaje del fenómeno de la movilidad humana en algunos casos, sea limitado e incluso nulo. Continue reading

DECLARACIÓN I ENCUENTRO PASTORAL DE DIÓCESIS FRONTERIZAS SOBRE TRATA Y TRÁFICO DE PERSONAS

DECLARACIÓN I ENCUENTRO PASTORAL DE DIÓCESIS FRONTERIZAS TRATA Y TRÁFICO DE PERSONAS 14-17 MAYO 2013, SANTIAGO SACATEPEQUEZ, GUATEMALA

Las Diócesis de Santa Ana El Salvador, Diócesis de Santa Rosa de Copán, Honduras; Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México; Conferencia de Religiosos y Religiosas de Guatemala  -CONFREGUA-,  la Comisión Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Asociación Misión Redentora, hermanas y hermanos laicos, convocados por el amor al prójimo, la convicción y compromiso por los más vulnerables, reunidos los días 14, 15, 16 y 17 de Mayo del  año dos mil trece en Casa de Retiros Verbo Encarnado, Santiago Sacatepéquez, Guatemala; reflexionamos y analizamos situaciones alrededor de los desafíos actuales para la atención y prevención contra la Trata de Personas; y al respecto, queremos dejar manifiesto nuestras reflexiones, conclusiones, demandas, desafíos y compromisos desde este espacio eclesial constituido para contribuir al alivio de las víctimas de Trata y Tráfico de Personas;  por lo que:

D E C L A R A M O S: Continue reading

Discurso de Bienvenida al III DIALOGO DE ALTO NIVEL.

BUEN DIA TENGAN TODAS Y TODOS,

Sin duda alguna, el solo hecho de ser parte de un espacio abierto para el diálogo nos pone, a quienes participamos, ante un escenario donde la otra persona frente a nosotros, se convierte en un ente significativo que nos forma e informa, que nos evoca y convoca, que nos enriquece con sus aportes y visiones personales muy propias o del grupo al que pertenece.

Pero también la “otra persona”, con su sola presencia, a la par de enriquecernos, nos cuestiona, nos confronta, nos presenta una gama de posibilidades diferentes; nos refleja, no pocas veces, el corto alcance de nuestra información y visión.

La otra persona nos descubre las riquezas, pero también las limitaciones y vacíos a nivel epistemológico, ideológico y pragmático.

Aquí estamos sin temor de mirarnos a la cara para tratar un tema sensible por su amplitud y complejidad.

Aquí estamos porque todas las personas presentes tenemos algo que ver con el fenómeno de la Migración, ya sea por la elección voluntaria, o por el cargo designado. Ambas  conllevan una actitud de la voluntad y la aceptación de una responsabilidad.

Como comisión de la Conferencia de los Obispos Católicos de Guatemala, la Pastoral de Movilidad Humana presente en todos los departamentos de la nación, incluso presente y activa de manera muy concreta en el encuentro personal, en el servicio y en la actitud de escucha de  las historias de las personas migrantes, (encuentro con personas migrantes provenientes de Cuba, Colombia, Honduras, Nicaragua, El Salvador y de otros lugares como Uganda e India que pasan por nuestras casas del migrante y centros de apoyo) estamos conscientes que debido a la complejidad, respectividad, y diversidad  de factores de la realidad social, el abordaje del tema de las migraciones debe ser apropiado por diversos actores sociales, de manera especial de quienes como lideres hemos asumido y tenemos alguna responsabilidad en dicho tema. Continue reading

III Diálogo de Alto Nivel

 

La Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala está impulsado por tercer año[1] consecutivo el Diálogo de Alto Nivel sobre las mejores y buenas prácticas que existen alrededor del proceso migratorio desde las instituciones especializadas. Este Diálogo constituye un aporte sistemático para la generación de un espacio de encuentro multisectorial que permita y facilite el intercambio de la experiencia institucional acumulada a favor de las personas migrantes; solicitantes de la condición de refugiado / asilo y apátridas; niños, niñas y adolescentes no acompañados; víctimas de trata; entre otros.

Destaca como un elemento positivo de este esfuerzo compartido el intercambio propositivo que evita la confrontación y que da paso a la discusión de temas y dinámicas que abonan a la construcción e identificación de una agenda migratoria más amplia.

En esta ocasión, las instituciones convocantes: PMH, MENAMIG, SBS, UNLa, PCS, CRS y UNICEF reconocen que a pesar de que todavía existe un largo camino por recorrer para garantizar los estándares de protección de los derechos humanos de las poblaciones móviles, hoy día se puede observar que existen algunos avances positivos que merecen la pena destacar. Asimismo, es posible que este espacio permita perfilar aquellos temas pendientes que requieren de esfuerzos colectivos y coordinados para ser abordados. En este sentido, y para efectos del III Diálogo de Alto Nivel se plantean los objetivos siguientes: Continue reading

Intervención del Card. Antonio Maria Vegliò, Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes

S. Em. R. Card. Antonio Maria VEGLIÒ

Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes
(Ciudad del Vaticano)

El ámbito de la movilidad humana ofrece posibilidades significativas para la nueva evangelización, pues presenta a hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, marcados por fuertes experiencias de vida, por proyectos, inseguridades y sufrimientos que sacan a la luz los interrogantes más urgentes de su existencia, haciéndoles sentir la necesidad de dar un significado a su vida diaria. Frente a los interrogantes profundos, la fe se presenta como respuesta que los interpreta, ilumina y llena de significado, y Cristo aparece como la llave de lectura por excelencia de la vida humana. Continue reading

Grupo Articulador de la Sociedad Civil en Materia Migratoria para Guatemala

El Grupo Articulador  -GA- está formado por más de 31 entes no gubernamentales de Guatemala, Estados Unidos y México, que por su misión y visión están involucrados en el tema del fenómeno migratorio, (causas-manifestaciones –consecuencias), y que forman una plataforma común para el diálogo, análisis y acciones conjuntas de servicio, investigación, formación, información e incidencia pública-política.

En el accionar del Grupo Articulador -GA- contamos con observadores/ colaboradores que con su experiencia y conocimiento nos han enriquecido con sus aportes.

Queremos que  éste siga siendo un espacio abierto para ofrecer y recibir aportes que nos lleven a tomar acciones a favor de todas las personas migrantes y sus familiares. El GA está abierto a otras organizaciones que ven en el fenómeno de la movilidad humana una oportunidad y un reto para transformar las realidades de sufrimiento y pesadumbre  de las personas migrantes en una realidad  de justicia y protección. Continue reading

COMO OVEJAS SIN PASTOR

Para quienes hemos crecido en el campo y hemos estado  en contacto con algún tipo de ganado y su crianza, entendemos las imágenes que las palabras “como ovejas sin pastor”  evocan.  Ovejas dejadas a su suerte sin cuidado y orientación poco a poco se dispersan y se distancian una de otra para luego, en muchos de los casos, encontrarse solas y en riesgo de sufrimientos.

Cuando las ovejas cachorro se han distanciado de la madre y del grupo, ambas: madre y criatura balan, gimen y se anhela la una a la otra. Pero una vez encontradas se tranquilizan y se gozan mutuamente, apaciguando así los miedos y las angustias.  Cuando aquella oveja perdida en su propio camino, al darse cuenta de su lejanía, soledad, vulnerabilidad, aturdimiento y miedo, comienza su caminar de regreso. Continue reading