Víacrucis del Migrante

PRIMERA ESTACIÓN.
JESÚS ES CONDENADO A MUERTE.
“EL EMPOBRECIMIENTO CONDENA A MIGRAR.”

Guía: Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos.
Pueblo: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Del Evangelio de San Marcos 15,15

“Pilatos, decidido a dejar contenta a la gente, les soltó a Barrabás y a Jesús lo entregó para que lo azotaran y lo crucificaran”.

MEDITACIÓN
La situación de pobreza por la que atraviesa nuestro país, provoca expulsión natural de nuestros hermanos por no encontrar espacios ni oportunidades para lograr el desarrollo personal, familiar o social. La violencia y la discriminación social, económica, y política obligan a las personas a abandonar su país de origen. Como ser humano, Jesús vivió el sufrimiento y la inestabilidad propias del vivir lejos de su tierra natal. Como personas de Fe, tenemos que buscar formas concretas de transformar las realidades injustas, de manera que ningún ser humano se sienta forzado a migrar.
Guía: Recemos un Padre Nuestro y una Ave María por todos los que se están preparando para migrar.

ORACIÓN:
Pedimos a Jesús, quien conoció la amargura de la emigración, que nos dé un corazón solidario para acoger a los migrantes que caminan buscando un mejor porvenir.

SEGUNDA ESTACIÓN.

JESÚS CARGA LA CRUZ Y SE DIRIGE AL CALVARIO
“El MIGRANTE SALE POR NECESIDAD: EL ÉXODO DEL CAMPO A LA CIUDAD POR FALTA DE TIERRA Y OPORTUNIDADES.”

Guía: Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos.
Pueblo: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Sigue leyendo